Por Comunicaciones
Publicado en La prensa gráfica, 26 de Febrero de 2021.

Funcionarios coincidieron en que la cooperación es fundamental para una ganadería sostenible.

Altos funcionarios de Nueva Zelanda y de América Latina y el Caribe coincidieron en que la cooperación es herramienta fundamental para alcanzar una ganadería sostenible e impulsar la resiliencia del sector.

Ministros de Agricultura y altos funcionarios en la materia de Chile, Costa Rica, Ecuador, Nueva Zelanda, Panamá, Paraguay y Uruguay participaron en un foro organizado por el Gobierno neozelandés, el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y Global Research Alliance (GRA).

El presidente de Fontagro y director nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile, Pedro Bustos, expresó que «el trabajo colaborativo es esencial para implementar modelos de intensificación productiva que respeten el medioambiente».

En el foro, los funcionarios destacaron la importancia económica, social y ambiental del sector agropecuario y, especialmente, de la ganadería y, además, subrayaron la importancia de la inversión en ciencia e innovación y la promoción de la colaboración interinstitucional para promover el desarrollo sostenible.

Los ministros coincidieron en la necesidad de poner a la agricultura y la ganadería como parte de la solución frente a desafíos ambientales y la búsqueda de caminos hacia el desarrollo sostenible, en un marco de cooperación e inversión en ciencia e innovación.

El director general del IICA, Manuel Otero, subrayó el papel de la producción ganadera y láctea en la creación de empleo en Latinoamérica y el Caribe.

«Mantener el posicionamiento y afrontar los retos en materia de competitividad y sostenibilidad exige con urgencia promover la generación e incorporación de ciencia y tecnología» en una región donde la inversión en la materia «está lejos de ser la requerida», expresó Otero.

Otero llamó a fortalecer la inversión en ciencia y tecnología para la construcción de sistemas productivos en armonía con la naturaleza y destacó la oportunidad de establecer posiciones conjuntas en la reunión de Ministros y Secretarios de Agricultura de las Américas, y en la Cumbre Mundial de la ONU sobre Sistemas Alimentarios, que se llevarán a cabo en septiembre próximo.

El ministro de Agricultura de Nueva Zelanda, Damien OConnor, expresó su satisfacción con el trabajo de GRA y FONTAGRO para contribuir a compartir conocimientos con América Latina y el Caribe. «Juntos hemos logrado mejorar la productividad agropecuaria y también la medición e información sobre emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente provenientes de ganadería», dijo.

El foro se desarrolló bajo el título «El camino hacia una agricultura resiliente en América Latina, América Central, el Caribe y Nueva Zelanda: acelerando el progreso a través de la cooperación. He waka eke noa», expresión en lengua maorí que significa «estamos todos en el mismo barco».

 

***

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó 1998 con el propósito de promover el incremento de la competitividad del sector agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región. El objetivo de FONTAGRO es establecerse como un mecanismo de financiamiento sostenible para el desarrollo de tecnología e innovaciones agropecuaria en América Latina y el Caribe y España, e instituir un foro para la discusión de temas prioritarios de innovación tecnológica. Los países miembros son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 22 años se han cofinanciado 167 plataformas regionales de innovación agropecuaria por un monto de US$124 millones, que ha alcanzado a 452 instituciones y 33 países a nivel mundial.