Por Comunicaciones

Con una inversión de US$ 725.000, el Proyecto FONTAGRO se llevará a cabo por Argentina, Chile, Colombia, España y Uruguay

La agricultura produce un 60% de la emisión de óxido nitroso (N2O), uno de los tres principales gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global. Paradójicamente, la agricultura es muy sensible al cambio climático, generando la necesidad de impulsar políticas de innovación tecnológica climáticamente inteligentes.

En respuesta a una necesidad tecnológica, FONTAGRO, junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) – Argentina, Universidad Nacional de Colombia (UNAL) – Colombia, Universidad de La Frontera (UFRO) – Chile, Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE) – Uruguay, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) – España.

Este proyecto tiene como objetivo incrementar la productividad de cultivos regionales, tales como: soja, maíz, arroz, trigo, papa, alfalfa, cebada, avena, tomate, lotus, desmantus, urochloa, megathrsus y lupino, en más de 3,15%, y a la vez reducir la emisión de óxido nitroso en más de un 35% mediante la generación de inoculantes climáticamente inteligentes.

Con una inversión de US$ 725.000, el proyecto “Mayor producción agrícola con menor emisión de óxido nitroso” tiene un alto potencial de impacto económico y de beneficios ambientales. Este nuevo paquete tecnológico representa una oportunidad única para satisfacer las demandas de mayor rentabilidad por parte del productor agropecuario y de mayor competitividad y sustentabilidad por el lado de las instituciones regionales de América Latina y el Caribe.

Los beneficiarios directos serán más de 30.000 productores, técnicos, investigadores y estudiantes de los países participantes, y los beneficiarios indirectos serán las principales empresas que comercializan inoculantes en la región y los consumidores de los países participantes.

 

***

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó 1998 con el propósito de promover el incremento de la competitividad del sector agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región. El objetivo de FONTAGRO es establecerse como un mecanismo de financiamiento sostenible para el desarrollo de tecnología e innovaciones agropecuaria en América Latina y el Caribe y España, e instituir un foro para la discusión de temas prioritarios de innovación tecnológica. Los países miembros son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 22 años se han cofinanciado 167 plataformas regionales de innovación agropecuaria por un monto de US$124 millones, que ha alcanzado a 452 instituciones y 33 países a nivel mundial.