Producción sostenible de alfalfa mediante manejo de Rizosfera

Código:
FTG/FT-03-01-RG13/01
Iniciativa:
Convocatoria ordinaria
Monto FONTAGRO:
USD 200.000
Monto de Contrapartida:
USD 180.000
Plazo de ejecución
36 Meses
Monto total:
USD 380.000
Países participantes:
Argentina Argentina Chile Chile Uruguay Uruguay
Fuente de financiamiento:
Monto FONTAGRO 53% Otras agencias 0% Monto de Contrapartida 47%

Resumen ejecutivo

En los sistemas agrícola-ganaderos de Argentina, Chile y Uruguay, la alfalfa participa en un elevado porcentaje del área de cultivo. Se ha citado reiteradamente que esta especie puede mantener y aun recuperar el nivel nitrogenado de los suelos en donde crece. Sin embargo, esta aseveración podría ser cierta solo si la alfalfa se encuentra correctamente asociada a cepas específicas de rizobios de alta eficiencia, capaces de abastecer la elevada demanda de nitrógeno que la especie requiere por su contenido de proteínas. En la actualidad, la semilla de alfalfa disponible en los países participantes del Proyecto, es importada en gran porcentaje y mucha de ella viene preinoculada con cepas de rizobios cuya eficiencia y adaptación a las condiciones locales no siempre se conoce. Aún cuando la inoculación está medianamente difundida, en la actualidad no se conoce la eficiencia relativa de la fijación biológica de nitrógeno (FBN) que aportan los sistemas nodulares formados a partir de cepas introducidas respecto de las nativas o naturalizadas.

Además, si bien existen en los países participantes del Proyecto colecciones de rizobios nativos e introducidos mas o menos completa, las accesiones no representan todas las áreas de cultivo, ni están caracterizadas de acuerdo a su capacidad de fijar nitrógeno en zonas con y sin restricciones edáficas. Tampoco se cuenta con aislamientos de otros microorganismos rizosféricos capaces de mejorar la fijación biológica y/o el crecimiento de la planta (bacterias PGPR y NPR y solubilizadoras de fósforo). Este proyecto tuvo como objetivos: a) cuantificar la eficiencia relativa en la fijación de nitrógeno de sistemas nodulares formados con diferentes grados de ocupación nodular por cepas introducidas y nativas o naturalizadas, b) estudiar la biodiversidad en poblaciones de rizobios nativos o naturalizados y seleccionar las mejores cepas en diferentes regiones de los países que componen el Proyecto, c) caracterizar y seleccionar bacterias PGPR, NPR y solubilizadoras de P, que solas o co-inoculadas con rizobios mejoren la productividad de la alfalfa, y d) generar criterios normativos para el uso de microorganismos rizosféricos que participan en la sustentabilidad del cultivo de alfalfa.

La solución tecnológica

  • Disponer de cepas de rizobios, PGPR, NPR y solubilizadoras de fósforo, adaptadas a distintas condiciones edafoclimáticas de los países participantes del proyecto.
  • Conocer la respuesta económica de la práctica de la inoculación con las cepas de rizobios actualmente disponibles, e inferir la posible con las seleccionadas por el proyecto.
  • Disponer de una tecnología de manejo sustentable, no contaminante para el cultivo de alfalfa.
  • Asesorar a empresas fabricantes de inoculantes y semilleros e importadores de semillas pre-inoculadas, sobre el uso y producción de inoculantes simples y múltiples.

Resultados

  • 26 publicaciones
  • 2 tesis de post grado y 4 de licenciatura
  • 1000 cepas de bacterias caracterizadas genéticamente

Beneficiarios

Productores y técnicos relacionados con el cultivo de alfalfa de los países participantes

Objetivos de desarrollo sostenible

Producción y consumo responsables Alianzas para lograr los objetivos

Principales donantes

Organizaciones participantes

Ejecutor
  • Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) - Argentina
Asociado
  • IMIZA - Argentina
  • Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) - Chile
  • MGAP - Uruguay
  • Universidad Naciona de La Plata (UNLP) - Argentina

Gráficos y datos

Financiamiento por país
Monto FONTAGRO Otras agencias Monto de Contrapartida

Mapa Geolocalizado

Patrocinadores
BID
IICA
Con el apoyo de
Fondo Coreano de Alianza para el Conocimiento en Tecnología e Innovación (KPK)