Código:
FTG/RF-1332-RG
Iniciativa:
Convocatoria ordinaria
Monto FONTAGRO:
USD 399.906
Monto de Contrapartida:
USD 1.086.657
Plazo de ejecución
36 Meses
Monto total:
USD 1.486.563
Países participantes:
Costa Rica Costa Rica Ecuador Ecuador Holanda Holanda Perú Perú República Dominicana República Dominicana
Fuente de financiamiento:
Monto FONTAGRO 27% Otras agencias 0% Monto de Contrapartida 73%

Resumen ejecutivo

El banano orgánico es una actividad clave para más de 10,000 familias, que explotan más de 30,000 hectáreas de este cultivo en Ecuador, Perú y República Dominicana. El cultivo genera ingresos semanales, emplea mano de obra familiar y local, y tiene relativamente bajos costos de mantenimiento. Sin embargo, los productores están bajo presión por brotes de plagas, insumos costosos, exigencias de certificación y eventos climáticos extremos. Entre 2011-2013, los productores de banano orgánico de Ecuador y Perú sufrieron pérdidas de un 20-30 % por el trips de la mancha roja (Chaetanaphothrips signipennis), un daño cosmético, pero con cero tolerancia para la exportación.  La degradación y el mal manejo de suelos también afectan negativemente el potencial productivo. El proyecto desarrolló buenas prácticas e innovaciones en la intensificación agroecológica para reducir el daño de tríps de la mancha roja (TMR), mejorar la salud de suelos (SS) y lograr la transformación tecnológica de pequeños productores de banano orgánico para la exportación. Se desarrollaron alianzas institucionales locales en plataformas territoriales e internacionales para promover las buenas prácticas y disminuir la vulnerabilidad del sector ante riesgos fitosanitarios, el cambio climático y mejorar la productividad. El trabajo fue implementado por una plataforma constituida por los organismos nacionales de investigación agropecuaria de los tres países, con el apoyo de un organismo internacional y la participación de multiples socios  de los sectores público y privado.

La solución tecnológica

El enfunde en bellota cerrada de los manojos de banano, protege a los frutos de la infestación de los trips causantes de la mancha roja en la cáscara, reduciendo substancialmete un daño cosmético, pero que es causa de rechazo del producto para su exportación. 

El método desarrollado para la evaluación de pérdidas ha permitido tanto hacer un seguimiento al daño de los tríps, como también evaluar pérdidas por otras causas, lo que ha premitido identificar causas de daños y aplicar un conjunto de medidas para mitigarlos.  

El uso de aplicaciones de diversos compuesto dirigidos a la bellota y el cogollo en el momento del enfunde y en conjunto con otras labores del racimo contribuyen entre 2-8% de reducción adicional en los daños. 

Se manejó la fertilización y el uso de nutrientes y la materia orgánica. Esto se realizó a  través de la reubicación estratégica de los resíduos de banano.  Se propusieron dos prácticas: 1) utilizar las más de 14,000 hojas deshojadas cada año por hectárea para reducir la exposición del suelo y 2) amontonar los cogollos y tallos cosechados (>2000/ha/año) a 75 cm frente al hijo de sucesión.  Con estas prácticas se logra una mejor salud de los suelos

Resultados

El proyecto desarrolló dos tecnologías. a) Un manejo mejorado basado en el enfunde en bellota cerrada que demostró un buen potencial para minimizar daños del trips de la mancha roja a 0-5% comparado con pérdidas de más de 40% sin el enfunde. B) Un método para la evaluación de pérdidas que no solo permite hacer un seguimiento al daño de los tríps, sino también evaluar pérdidas por otras causas. Estas pérdidas, o producción no apta para exportación, variaban entre 15-25% en los tres países. Una reducción de 50% del conjunto de pérdidas podría representar 200 cajas de banano por hectárea por año y un ingreso adicional de 200 a 400 dólares por hectárea.  

La mejora en la salud del suelo se realizó mediante el manejo de los fertilizantes y los residuos orgánicos. El ajuste en las aplicaciones de fertilizantes para cubrir las salidas de N, P, y K en los racimos cosechados fue también un elemento importante. Este manejo aumenta la producción en 200-400 cajas/ha/año, que equivaldría a un ingreso adicional de 200 a 800 dólares por ha/año. 

El equipo multi-país realizó 35 presentaciones en foros científicos y produjo 12 pósteres resumiendo las investigaciones del proyecto. En los primeros años del proyecto se capacitó a 330 técnicos en el manejo de la mancha roja y a otros 85 técnicos en salud de los suelos, tanto en aula como en el campo. Las plataformas en cada país también organizaron eventos de cierre para autoridades, líderes de organizaciones de productores, profesores e investigadores, involucrando a más de 300 personas.  En las parcelas de salud de suelos también se organizaron días de campo. En los 12 días de campo realizados, se capacitó a aproximadamente 150 participantes.

Beneficiarios

Se estima que mas de 500 productores de banano orgánico, profesionales y técnicos se han beneficiado directamente a través de su participación en actividades del proyecto. 

Indirectamente, se estima que podrian beneficiarse unos 10,000 productores de banano orgánico en los tres países y miles de técnicos y profesionales que pudieran acceder a la información generada por el proyecto. 

Objetivos de desarrollo sostenible

Fin de la Pobreza Alianzas para lograr los objetivos

Principales donantes

Organizaciones participantes

Ejecutor
  • Bioversity International - Costa Rica
Co-Ejecutor
  • Asociación de Bananos Ecológicos de la Línea Noroeste – Banelino (BANELINO) - República Dominicana
  • COORDOM - República Dominicana
  • Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) - República Dominicana
  • Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) - Perú
  • Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) - Ecuador
  • Wageningen University & Research (WUR) - Holanda
  • SWISS CONTACT - Perú
  • Technical Assistance for Sustainable Trade & Environment (TASTE) - Holanda

Gráficos y datos

Financiamiento por país
Monto FONTAGRO Otras agencias Monto de Contrapartida
Patrocinadores
BID
IICA
Con el apoyo de
Fondo Coreano de Alianza para el Conocimiento en Tecnología e Innovación (KPK)