LA SEQUÍA COMPLICA LOS PLANES

Publicado el 27 de Marzo 2023

Una sequía estacional se ha exacerbado en el sur de América durante 2022 hasta la fecha y gran parte de Argentina, Uruguay, el sur de Brasil y parte de Bolivia han recibido solo el 44% de las lluvias promedio

Una sequía estacional se ha exacerbado en el sur de América durante el último trimestre de 2022 hasta la fecha y gran parte de Argentina, Uruguay, el sur de Brasil y parte de Bolivia han recibido solo el 44% de las lluvias promedio para la zona durante los últimos tres meses del año pasado, de acuerdo a un informe del SISSA (Sistema de Información sobre Sequías para el sur de Sudamérica).

Esto representa el nivel de lluvias más bajo en los últimos 35 años desde que se tienen registros.

Fuente: SISSA; https://sissa.crc-sas.org/

Este mapa muestra las zonas que se encuentran en sequía desde diciembre de 2021 hasta marzo de 2023, de acuerdo a la combinación de datos satelitales con observaciones in situ de las estaciones meteorológicas realizada por el SISSA.

Las diferentes categorías de sequía se representan sombreadas con distintos colores. Las zonas amarillas indican condiciones "anormalmente secas" a las que no se considera propiamente sequía, sino que refieren a áreas que pueden estar entrando o recuperándose de condiciones secas. Las categorías restantes refieren a cuatro grados de sequía de severidad creciente. Los tonos anaranjado claro indican "sequía moderada", el anaranjado "sequía severa", el rojo "sequía extrema" y finalmente el bordó "sequía excepcional". Las áreas blancas, categorizadas como "no seco", indican que se están experimentando condiciones normales a húmedas.

El aumento de las olas de calor extremo condujo a un déficit en la disponibilidad de agua debido a un incremento de la evapotranspiración. Esta pérdida de humedad en la superficie y en la vegetación es la que habría provocado la exacerbación de la sequía.

A nivel macro, esta sequía repercute fuertemente en las economías de los países y regiones, principalmente en el sector agropecuario –ya que se genera un estrés térmico e hídrico sobre los cultivos y pasturas– y en la generación de energía hidroeléctrica.

En la región del Gran Chaco, sobre todo en Argentina y Bolivia, la sequía ha representado un fuerte impacto económico con pérdidas de cultivos y pasturas, mortandad de animales y escasez de agua.

En cuanto a los grupos de productores que participan del proyecto “Productividad bovina en la región del Chaco Sudamericano”, además de sufrir las mismas consecuencias que la gran región, sus planes de incorporación de tecnología se han visto afectados.

En efecto, como se observa en el gráfico, la mayoría de los sitios piloto del proyecto proyectaban incorporar mejoras en la alimentación de su ganado de cría, fundamentalmente a través de la siembra de nuevas variedades o especies de pasturas, cambios en su manejo, etc.

En algunos casos, las parcelas demostrativas llegaron a sembrarse, pero su desarrollo fue afectado directamente por la falta de lluvias. Otros grupos decidieron postergar las siembras hasta la primavera de 2023 de modo de no arriesgar la semilla adquirida desde el proyecto.

Los equipos de extensionistas en las distintas regiones donde se desarrolla el proyecto realizan esfuerzos considerables por apoyar a los productores, pero la situación ambiental es extrema.

Patrocinadores
BID
IICA
Con el apoyo de
Fondo Coreano de Alianza para el Conocimiento en Tecnología e Innovación (KPK)