Posts Tagged ‘Costa Rica’

Producir más con menos recursos adoptando el Sistema Intensivo del Cultivo De Arroz (SICA) para adaptarse al cambio climático

Posted by

El contexto

El arroz es un alimento básico para la población de América Latina y el Caribe, donde se cultiva en  26 países de la región con una producción anual de más de 22 millones de toneladas de arroz con cáscara. Aunque se han logrado mejoras importantes en la producción, la demanda sigue superando la producción, con un déficit de cerca de un millón de toneladas anuales que se cubre con importaciones por más de 300 millones de dólares.

Trabajo colaborativo

A fin de coadyuvar en la innovación en el cultivo de arroz en ALC, necesaria para superar la baja productividad de los sistemas tradicionales, el IICA se asoció con el Consejo Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y la Federación Nacional de Arroceros (FEDEARROZ) de Colombia, para implementar un proyecto orientado a la validación de tecnología que redujera la vulnerabilidad y favoreciera la adaptación de los agricultores a los efectos biofísicos y económicos del cambio climático. La innovación tecnológica, validada con la participación de productores en trece parcelas en República Dominicana y Colombia, fue el sistema intensivo de cultivo de arroz (SICA) que se caracteriza por requerir una menor cantidad de semilla y otros insumos y por mejorar la gestión del agua. Este sistema, exitoso en otras regiones del mundo, ha sido poco probado en ALC donde hay una enorme diversidad de sistemas productivos que van desde pequeñas unidades familiares de secano a grandes extensiones cultivadas bajo riego, con diferentes efectos económicos y ambientales relacionados con el uso de mano de obra, agua y maquinaria.

La innovación validada

La validación mostró que el SICA produjo hasta un 25% más rendimiento que el sistema tradicional además de una significativa reducción de hasta 96% en la cantidad de semilla para la siembra y hasta 45% de ahorro de agua durante el periodo de crecimiento del cultivo. Sumado a lo anterior, los costos de producción se redujeron hasta en un 10% con la innovación, dando como resultado mayores utilidades de 43% y 68% que el sistema tradicional en República Dominicana y Colombia, respectivamente. Siendo el alto costo de la mano de obra uno de los principales desafíos del SICA, el proyecto evaluó positivamente la mecanización de los procesos de llenado de bandejas, trasplante y deshierba, del cultivo en pequeña escala. Esta innovación resultó en 36% de ahorro en los costos totales en Colombia y 10% en República Dominicana. A partir de los resultados del proyecto, incluyendo un activo proceso de capacitación en el que participaron 1013 técnicos y productores y un taller de cierre con la participación de técnicos de 10 países, el SRI ha despertado el interés de investigadores, extensionistas y productores en varios países de la región. Apalancando otros recursos, el IICA está apoyando acciones iniciales de SRI en Chile, Perú, Venezuela, Guatemala y Surinam y se han recibido solicitudes de Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Argentina. Esta respuesta está sentando las bases para más validaciones y el eventual escalamiento del SICA en la región, al reconocerse como una efectiva innovación tecnológica para la adaptación del cultivo del arroz al cambio climático, tanto en la agricultura familiar como en la de mayor escala, ya que no es un paquete tecnológico inflexible sino una innovación adaptable a las diferentes condiciones socioeconómicas y agroecológicas locales. Una de las acciones de apoyo convenientes es la sugerida consolidación de una Red Regional de SRI que beneficie a los técnicos y productores de arroz en el hemisferio.

 

 

***

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó 1998 con el propósito de promover el incremento de la competitividad del sector agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región. El objetivo de FONTAGRO es establecerse como un mecanismo de financiamiento sostenible para el desarrollo de tecnología agropecuaria en América Latina y el Caribe, e instituir un foro para la discusión de temas prioritarios de innovación tecnológica. Los países miembros son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 21 años se han cofinanciado 144 plataformas regionales de innovación agropecuaria por un monto de US$112 millones, que ha alcanzado a 230 instituciones y 29 países a nivel mundial

Cacao: secadores solares para evitar pérdidas en la producción y mantener la calidad

Posted by

Las condiciones climáticas extremas, entre ellas las altas precipitaciones, inundaciones y deslizamientos, cada vez más intensas debido al cambio climático, generan una situación de pérdidas socioeconómicas para los pequeños productores agrícolas de América Latina y el Caribe. En los sectores cacaoteros rezagados en cuanto a desarrollo tecnológico y pertenecientes a zonas de pobreza, esto se ve acentuado. 

Con el objetivo de apoyar acciones que reviertan esta situación, FONTAGRO impulsó un proyecto para empoderar a las familias dedicadas a la agricultura familiar y a la producción de cacao ubicadas en el territorio de influencia de la cuenca binacional del río Sixaola entre Costa Rica y Panamá. El proyecto denominado “Calidad del cacao” propone el desarrollo de innovaciones y herramientas que optimicen, por un lado, la calidad del cacao mediante el estudio y mejoramiento del proceso fermentativo de modo que sea posible generar mayor valor agregado; y, por otro, disminuir la alta vulnerabilidad de estas comunidades cacaoteras a los eventos hidrometeorológicos extremos que presenta la cuenca.

El proyecto fue llevado a cabo por la Escuela de Ciencias Agrarias,  Universidad Nacional de Costa Rica (ECA), la Cooperativa de Cacao Bocatoreña R.L (COCABO.R.L.) de Panamá, y la Asociación de Pequeños Productores de Talamanca (APTTA) en Costa Rica; y planteó como estrategia de adaptación, el rediseño tecnológico para las etapas de fermentación y secado que permitieran la continuidad del proceso poscosecha con altas precipitaciones y aislamiento.

También, vinculado a esta iniciativa, FONTAGRO apoya el proyecto Plataforma de innovación para una mejor adopción de  prácticas de Agricultura Climáticamente Inteligente por parte de pequeños agricultores, en Honduras y Colombia. Ambos países tienen cultivos que son afectados por la variabilidad climática y para los cuales el proyecto busca generar plataformas de innovación co-diseñadas a nivel local que fortalezcan las capacidades de adaptación que exige el cambio climático.  

En el siguiente video, los protagonistas de los proyectos exponen secadores y fermentadores solares de cacao, una solución tecnológica generada a partir de las iniciativas mencionadas, que permite dar una alternativa de secado óptimo y controlado del cacao, en condiciones climáticas desfavorables, manteniendo la calidad sensorial del producto.  

Gilberto Blanfor gerente de la Cooperativa de Cacao Bocatoreña R.L (COCABO.R.L.) en Panamá, contó que “el cacao de Cocabo se demanda mucho a nivel internacional y tener una herramienta como el secador evita que se pierda alrededor del 40% de la producción en tiempo de lluvia o demasiada humedad”.

En la sinergia generada por los diferentes actores, la Universidad Nacional de Costa Rica, explica que el proyecto propicia el acercamiento a las comunidades. Este es el primer paso para la generación de metodologías de análisis de calidad en diseños de sistemas de secados experimentales, y permite la prueba de nuevas metodologías y nuevos protocolos.

Por su parte, los productores se ven fortalecidos con las capacitaciones técnicas. El cacao es su medio de subsistencia, pero también, a lo que se dedicaban sus ancestros. Cuenta Elington Pineda, productor de Costa Rica, que “en 1978 como el precio del cacao había subido, todos plantaban, sin tener en cuenta si se respetaban condiciones de calidad, pero gran parte de lo plantado era improductivo” porque no se habían sembrado semillas con estándar comercial. Además explica que las actividades (planificadas por los proyectos) se realizan mediante una escuela de campo, “Ponemos en práctica lo que aprendemos, los conocimientos técnicos del área, y así podemos alcanzar muchas cosas, nos abre camino.”, explica Elington Pineda.

 

Prácticas agrícolas arroceras mejoradas: Triplicar la cosecha, controlando el consumo de agua

Posted by

Los sistemas eficaces para la producción de arroz son fundamentales para el desarrollo económico y la calidad de vida de los productores, y a su vez, necesarios para proveer de alimentos a una gran porción de la sociedad. De hecho, el arroz es el alimento básico para más de la mitad de la población mundial. Sin embargo, las cosechas tradicionales demandan una gran cantidad de agua, un recurso cada vez más escaso, y por otro lado, son una fuente importante de metano, impactando negativamente en el cambio climático.

Por este motivo, FONTAGRO impulsó un proyecto denominado “Reto para la seguridad alimentaria en ALC: validación de prácticas agrícolas arroceras para mejorar el uso eficiente del agua”, junto a los institutos y organizaciones: IDIAP Panamá, INTA y SENARA de Costa Rica, INTA Nicaragua y el Patronato del Servicio Nacional de Nutrición de Panamá, para implementar nuevos sistemas de gestión del cultivo que aumenten el rendimiento y reduzcan los costos de producción, mejorando la eficiencia de la aplicación de insumos, aumentando la eficiencia del uso del agua y reduciendo las emisiones de gas de efecto invernadero. 

En el mismo sentido, el proyecto “Cultivar más con menos: Adaptación, Validación y Promoción del Sistema Intensivo del Cultivo Arrocero (SICA) en las Américas como una respuesta al cambio climático” apoyado por FONTAGRO, y ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el IDIAF y CONIAF de República Dominicana y FEDEARROZ de Colombia, se propuso validar el SICA en República Dominicana y Colombia para reducir la vulnerabilidad de los pequeños productores de arroz ante los impactos biofísicos y socioeconómicos del cambio climático.

En el siguiente video, generado como parte de dichos proyectos, pequeños productores de Panamá cuentan cómo se llevó a cabo la implementación del sistema SICA en sus parcelas y resaltan que actualmente aumentó el rendimiento y pueden realizar “3 cosechas de arroz al año sin agroquímicos”, en vez de una. 

Para IDIAP Panamá, este tipo de proyectos impulsados por FONTAGRO, obliga a los países a establecer una cooperación técnica entre ellos y a apalancar mayores recursos en cada país.

Técnicos y agrónomos capacitaron a familias de las comunidades involucradas, que se apropiaron de esta solución tecnológica consistente en la utilización de semillas biofortificadas, la generación de bandejas de germinación y el uso de desmalezadoras manuales e insecticidas orgánicos en reemplazo de herbicidas.  

Los productores entrevistados explicaron cómo marcan la tierra en una cuadrícula respetando la distancia indicada por los técnicos y que ya no presionan la tierra con los dedos porque así “muchas plantas se marchitan”, y agregaron que para ellos la siembra y cosecha de en arroz es muy importante. Así también lo sienten otros actores que hacen posible un desarrollo transversal del proyecto: “Con mi trabajo llego a todo el país, eso ha sido una de las satisfacciones más grandes” comentó José Bernal, ingeniero agrónomo perteneciente al IDIAP.

Once países de América Latina y el Caribe se reunieron para caracterizar sus sistemas productivos lecheros

Posted by

Noticia publicada en AGROALIMENTANDO.

Esto les permitirá conocer el estado del sector lechero, sus puntos críticos y áreas en las que trabajar para obtener más beneficios económicos, sociales y ambientales.

En el marco del Proyecto Intensificación Sostenible de la Lechería, del Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (FONTAGRO), investigadores de 11 países de América Latina se reunieron del 12 al 16 de marzo en un taller de trabajo, a partir del cual esperan caracterizar los sistemas productivos lecheros de cada país y así poder definir una línea de base que les permita saber en qué estado están sus sistemas, sus puntos críticos y las áreas de mejora.

El taller se llevó a cabo en la sede del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), con investigadores de diferentes institutos agropecuarios de Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Santiago Fariña, coordinador del Proyecto Intensificación Sostenible de la Lechería, cuyo principal ejecutor es el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) de Uruguay, explicó que este taller forma parte de la primera fase del proyecto, el cual tiene tres etapas y busca estudiar las estrategias de intensificación para que las fincas lecheras sean sostenibles en lo ambiental, lo económico y lo social.

“En esta primera etapa en la que nos encontramos estamos caracterizando los sistemas productivos lecheros, con lo cual vamos a definir y armar una línea de base para estos sistemas, que tengan las mismas métricas e indicadores para los 11 países que forman parte del proyecto”, manifestó Fariña.

“La idea es que con la línea base se puedan encontrar los puntos críticos y las áreas de mejora en las cuales con poca inversión los productores pueden tener los máximos beneficios económicos, sin afectar el medio ambiente y dando más bienestar a su familia. Sin embargo, para esto tenemos que partir de una muy buena definición del estado de situación, que es lo que estamos haciendo ahora”, indicó el coordinador.

Por su parte, Muhammad Ibrahim, director general del CATIE, institución que es coejecutora del proyecto junto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, señaló que el tema de intensificación sostenible está tomando mucha relevancia ahora que todos los países están alineando sus metas con los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

“El sector ganadero tiene mucho que contribuir a las metas de los países y a los Objetivos del Desarrollo Sostenible y el punto de la intensificación sostenible sin duda es clave para esto”, comentó Ibrahim; quien también afirmó que en la región se ven muchas oportunidades para desarrollar sistemas de doble propósito, con una mejor producción lechera.

El sector lechero es considerado clave en la región de América y el Caribe. Posee alrededor de 44 millones de animales en producción y utiliza más de 500 millones de hectáreas de recursos forrajeros naturales e implantados (FAOSTAT, 2016).

Conozca el proyecto:

Intensificación Sostenible de la Lechería