Por Comunicaciones
Participaron del evento representantes de ocho países y debatieron sobre ciencia, tecnología, finanzas, mercados, regulaciones, gobernanza y cooperación internacional en el sector agroindustrial.

Washington D.C., 24 de febrero de 2021. Ayer FONTAGRO, la Alianza Global de Investigación sobre Gases de Efecto Invernadero Agrícolas (GRA) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) junto al Ministerio de Industrias Primarias “Manatü Ahu Matua” (MPI) de Nueva Zelanda llevaron a cabo el webinar “El camino hacia una agricultura resiliente en América Latina, América Central, el Caribe y Nueva Zelanda

Acelerando el progreso a través de la cooperación. “He waka eke noa””.

El evento contó con la participación de representantes de los ministerios de agricultura de Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Paraguay y Uruguay, todos los cuales son miembros de FONTAGRO desde 1998 y han liderado un total de 88 proyectos desde entonces. El webinar contó además con la presencia de comisionados de México, país que ha participado en 12 consorcios desde 1998 y Nueva Zelanda, que ha apoyado 8 iniciativas desde 2010 a través de GRA.

Eugenia Saini, secretaria ejecutiva de FONTAGRO destacó que este organismo cumple un rol de articulador y facilitador financiero de la I+D+i, promoviendo alianzas estratégicas que unen las áreas más importantes del sector científico y productor. En ese camino se inició la alianza con el MPI en 2010. Esta unión prosperó a través de los años con otros siete proyectos conjuntos entre FONTAGRO, MPI y GRA. Al respecto, Hayden Montgomery, representante especial de la GRA, expresó que este organismo “tiene como prioridad generar la mejor información científica posible para que los países miembros puedan informar las Contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) y las estrategias de desarrollo a largo plazo con bajas emisiones de gases, alineados al acuerdo de París».

El webinar fue inaugurado por Pedro Bustos Valdivia, presidente de FONTAGRO, director nacional del INIA de Chile quien sostuvo que “el mundo se enfrentará a nuevas crisis y es necesario invertir en ciencia y tecnología”. Más allá de las particularidades de cada país, “el sector pecuario representa casi el 50% del ingreso bruto agrícola en ALC”, destacó Manuel Otero, director general del IICA y moderador del evento, quien subrayó que un 11% de la producción mundial de lácteos y un 16% de la de carne provienen de esta región. Por ello, es clave trabajar para lograr sistemas agroalimentarios más sostenibles y eficientes que permitan garantizar la seguridad alimentaria de sus poblaciones, exhortó.

Augusto Valderrama, ministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá se refirió a la grave situación de desigualdad social que la pandemia suscitó especialmente en el sector agropecuario en su país y la región, e instó a continuar trabajando en cooperación internacional. Este estado de situación “nos demanda unirnos, para encontrar soluciones creativas, fuertes y sólidas para recuperar la productividad del sector y disminuir las brechas sociales en nuestros países”.

Damien O’Connor ministro de Agricultura de Nueva Zelanda coincidió  en que “enfrentamos muchos retos en común. Principalmente la necesidad de mejorar nuestro desempeño y rendimiento y nuestra resiliencia frente al cambio climático”. Al respecto, expresó su contento con el trabajo de GRA y FONTAGRO para contribuir a compartir conocimientos con ALC. Juntos “hemos logrado mejorar la productividad agropecuaria y también la medición e información sobre emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente provenientes de ganadería” afirmó el ministro neozelandés.

La ministra de Agricultura de Chile, María Emilia Undurraga Marimon, reforzó la importancia crucial de la colaboración para “posicionar la ganadería y la agricultura como un sector que es parte de la solución y no del problema, tanto del cambio climático como del desarrollo sostenible”. En línea con ello, Carlos Maria Uriarte, ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, destacó la importancia estratégica de ALC como proveedora de alimentos “suficientes en cantidad y calidad”, y apuntó: “El desafío más importante es hacernos visibles como tales».

Por su parte, Luis Ángel Rodríguez del Bosque director general del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) de México expresó que a pesar de los efectos de COVID-19 el sector agrícola mexicano experimentó un crecimiento del 2% anual en 2020, “el campo no se detiene”, sentenció el funcionario.

Ahora bien, en sus exposiciones, los referentes ministeriales, hicieron hincapié en que no puede darse desarrollo en agricultura y ganadería sin ser éste sostenible y cuidadoso con el medio ambiente. En línea con ello Ángelo Quintero, director de Innovación del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia explicó que apuntan a “establecer sistemas de producción sostenibles, teniendo en cuenta la baja huella hídrica y de carbono, y eso se logra trabajando de manera interinstitucional y partiendo desde el productor”.

Moisés Santiago Bertoni Hicar, ministro Agricultura y Ganadería de la República del Paraguay, hizo hincapié en la relevancia de mejorar las “políticas de comunicación para dar cuenta, basados en información científica, de lo que son nuestros sistemas productivos” y reafirmó la importancia de organismos como el IICA y FONTAGRO en esta tarea. En consonancia, desde Ecuador el ministro de Agricultura y Ganadería Xavier Lazo Guerrero, afirmó que «un país que se quiere desarrollar en el agro necesita contar con datos» y sugirió como posibilidad para las naciones establecer un porcentaje del producto interno bruto agrícola destinado a investigación aplicada para poder fortalecer las líneas de investigación de modo que la información llegue de la mejor forma posible a los productores.

En esta misma línea, el ministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, Renato Alvarado, destacó que “es indispensable que podamos generar mayor información para ir mejorando nuestros sistemas productivos en América Latina y el Caribe”. Señaló que Costa Rica, por su ubicación, su biodiversidad y sus características geográficas se debe convertir en un laboratorio para seguir llevando información innovadora y productiva para todo el mundo.

Manuel Otero, cerró las intervenciones de los representantes de cada país reconociendo que “existe una gran convergencia de intereses y desafíos compartidos” y que “son tiempos de generar más bienes supranacionales. Tiempos de cooperación, para los cuales es importante estrechar vínculos”.

Por su parte, Terry Meikle, consejero agropecuario del MPI de Nueva Zelanda para ALC, sintetizó con el proverbio maorí “He waka eke noa” que “estamos todos en el mismo barco”. “Somos guardianes de la Tierra Madre y tenemos una responsabilidad de respetarla y dejarla mejor de lo que la encontramos”, expresó.

Arnulfo Gutiérrez, vicepresidente de FONTAGRO, y director general del IDIAP de Panamá, coincidió en que “la colaboración es clave para construir soluciones que hagan más resiliente la agricultura y en especial la ganadería” y afirmó que “desde FONTAGRO seguiremos haciendo esfuerzos conjuntos para que otros países y organizaciones se sumen y así trabajemos juntos para mitigar y adaptarnos al cambio climático que amenaza nuestro planeta”.

Este webinar de altísimo nivel, significa un paso más hacia el objetivo estratégico de consolidar redes regionales e interregionales para fortalecer las capacidades de los sistemas nacionales y que el sistema agroalimentario pueda responder de manera eficiente y sostenible a los retos que se presenten a futuro.

Español:

I

Inglés:

 

***

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó 1998 con el propósito de promover el incremento de la competitividad del sector agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región. El objetivo de FONTAGRO es establecerse como un mecanismo de financiamiento sostenible para el desarrollo de tecnología e innovaciones agropecuaria en América Latina y el Caribe y España, e instituir un foro para la discusión de temas prioritarios de innovación tecnológica. Los países miembros son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 22 años se han cofinanciado 167 plataformas regionales de innovación agropecuaria por un monto de US$124 millones, que ha alcanzado a 452 instituciones y 33 países a nivel mundial.