Por Comunicaciones

Nota y foto publicada en El País

Una aplicación que posibilita a pobladores y productores del Chaco Americano la participación en la vigilancia climática, captura de datos y que permite obtener información para mejorar su calidad de vida y la calidad de su producción ya está disponible en la tienda de aplicaciones Play Store y se denomina “AdAPP”.

Esta nueva funcionalidad para los teléfonos móviles está centrada -en su primera versión- en la obtención de datos pluviométricos e hidrométricos y en la visualización de los mismos dentro de la zona del usuario. La recepción de avisos, alertas y pronósticos enviados por técnicos habilitados para aumentar la capacidad de maniobra frente a eventos hidroclimáticos es una de las “novedades” para los productores y pobladores que conforman el Gran Chaco Americano conformado por Paraguay, Argentina y Bolivia.

Esto combinado con los aportes de indicaciones de manejo por parte de otros técnicos de agricultura, ganadería y apicultura, generó como resultado una herramienta que permite generar adaptación y aumentar la “resiliencia” de los pequeños productores frente a efectos de las variaciones climáticas.

Como parte del proyecto Proadapt y coordinadora de la Integración de Redes Meteorológicas para impulsar herramientas como aplicaciones móviles, la argentina Silvia Teresa Ibarrola, conversó con nuestro medio de comunicación para informar sobre esta nueva alternativa tecnológica que favorece a la adaptación climática. “Uno de nuestro proyectos es contribuir a la capacidad adaptativa y a una mayor resiliencia del Gran Chaco Americano frente a impactos derivados del cambio climático y la variabilidad climática. En el marco de este proyecto surgió la creación de esta aplicación móvil para que el productor y poblador chaqueño cuente con una herramienta que le posibilite mejorar la toma de decisiones del día a día”, indicó.

Alianza trinacional para los productores

Dicha iniciativa es apoyada por el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria FONTAGRO, explicó Ibarrola, quien enfatizó que lo más importante de esta aplicación es que está integrada por la sociedad civil organizada, el sector privado, los gobiernos locales y la inversión está dirigida al desarrollo nacional e internacional para contribuir en la capacidad adaptativa.

“Es totalmente participativa y fue generada con los productores y los técnicos atendiendo también a las limitantes que surgen de una zona extensa, compleja y diversa, donde sabemos que cualquier tipo de asistencia técnica es muy escasa, con problemas de acceso y de comunicaciones”, señaló.

Conozca más sobre el proyecto:

Construyendo Resiliencia en el Gran Chaco Americano