Por Comunicaciones

Invitados por el Banco Mundial, participamos de un prestigioso panel, constituido por representantes de la entidad anfitriona y Ministros de América Latina y el Caribe.

El 7 de abril, el Banco Mundial presentó su informe semestral para América Latina y el Caribe, el cual analiza las perspectivas de crecimiento de la región y las oportunidades verdes que podrían apoyar su expansión económica a largo plazo. En ese marco, se llevó adelante el debate de “Consolidar la recuperación: aprovechando las oportunidades para un crecimiento verde”.

Presentado Gabriela Frías, reconocida periodista mexicana de CNN en español, el panel contó con la presencia de Seynabou Sakho (Directora de Estrategia y Operaciones del Banco Mundial, América Latina y el Caribe), William Maloney (Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe), Michael Shifter (Presidente de Diálogo Inter-Americano), Eugenia Saini (Secretaria Ejecutiva de FONTAGRO), Camillo Gonsalves (Ministro de Finanzas, Planificación económica y tecnologías de la información de San Vicente y las Granadinas) y Maisa Rojas (Ministra de Medio Ambiente de Chile).

Los oradores coinciden que América Latina y el Caribe está tratando de consolidar su recuperación después de la crisis provocada por el COVID-19, al tiempo que se enfrenta a desafíos en áreas críticas como la infraestructura, la educación, la innovación y la financiación de inversiones muy necesarias, requiriendo reformas urgentes por parte de las naciones y a escala regional. Al mismo tiempo, el cambio hacia economías más sostenibles y el impacto del cambio climático crean nuevos retos -y oportunidades- para la región.

“América Latina y el Caribe solo causa el 8% del total mundial de emisiones de gases de efecto invernadero, que provienen en gran medida de la producción agrícola y ganadera. Siendo la agricultura vital para la región, ¿cómo adaptarla al cambio climático? ¿Qué innovaciones se pueden adoptar?”, dijo Gabriela Frías y preguntó a Eugenia Saini.

Respondiendo, Saini manifestó que todos los países de América Latina y Caribe están vinculados al sector agropecuario. Además de ir en línea con la seguridad alimentaria, es base de sus economías y exportaciones, hay todo un encadenamiento productivo y de trabajo. “Nuestro sector debe ser más competitivo, la inversión en investigación y desarrollo debe ser prioritario en las agendas”, subrayó. Agrego que, frente a un escenario que cambia constantemente, la ciencia y la tecnología es muy importante.

Reconoció que la agricultura en la región es muy diversa y presenta distintas escalas. Explicó que, para aproximarse a esas realidades, hay que trabajar mano a mano con los productores. También advirtió que, desde la revolución verde, hay brechas de producción que hay que cerrar, requiriendo de la ciencia y el trabajo multidisciplinario.

“La adaptación al Cambio Climático requiere datos y transformar esos datos en información que permita a los productores agropecuarios y a las autoridades tomar mejores decisiones”, profundizó. Frente a eso, comentó que la agricultura está cambiando y la digitalización poco a poco se está instalando. Indicó que la inteligencia de artificial, las imágenes satelitales, la nanotecnología, el mejoramiento genético de las especies vegetales y animales, son tecnologías que mejoran la eficiencia en el uso del agua, fertilizantes y agroquímicos, potenciando los resultados productivos y económicos con menor impacto ambiental y reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero. Temáticas en las que FONTAGRO apoya en el territorio.

Mira el evento completo aquí

 

***

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó 1998 con el propósito de promover el incremento de la competitividad del sector agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región. El objetivo de FONTAGRO es establecerse como un mecanismo de financiamiento sostenible para el desarrollo de tecnología e innovaciones agropecuaria en América Latina y el Caribe y España, e instituir un foro para la discusión de temas prioritarios de innovación tecnológica. Los países miembros son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 22 años se han cofinanciado 167 plataformas regionales de innovación agropecuaria por un monto de US$124 millones, que ha alcanzado a 452 instituciones y 33 países a nivel mundial.