Por Luis Galetto

El 31 de agosto, se celebró el pasado, presente y futuro mediante la firma de un acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Industrias Primarias del Gobierno de Nueva Zelanda y FONTAGRO para una agricultura resiliente.

 

El 31 de agosto, se celebró de manera virtual la firma del Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de Industrias Primarias del Gobierno de Nueva Zelanda y FONTAGRO. Una alianza que comenzó hace 10 años atrás y hoy se renueva el compromiso para continuar trabajando en proyectos para el desarrollo sostenible de la agricultura en América Latina y Caribe.

 

Para dar inicio al evento,  Damien O’Connor (Ministro de Agricultura del Gobierno de Nueva Zelanda) destacó la labor de Hayden Montgomery (Alianza Global de Investigación sobre Gases de Efecto Invernadero Agrícolas, GRA) en su rol como embajador de Nueva Zelanda en Argentina y ver el potencial en la región para el trabajo conjunto.

Además, agregó que la mitigación del cambio climático y el desarrollo agroalimentario sostenible, fue el motor para trabajar conjuntamente con FONTAGRO con la premisa de desarrollar soluciones locales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a través de modelos adaptados a las condiciones de la ganadería de cada país y puedan ser replicados por otros. Resaltando la colaboración como un aspecto clave, dijo “Ninguna organización puede enfrentar el problema de cambio climático sólo”.

Luego,  O’Connor comentó “El enfoque de una agricultura resiliente es importante dado que el progreso depende de la seguridad alimentaria. FONTAGRO es un ejemplo en brindar apoyo a los países en desarrollo, promoviendo proyectos para aumentar la productividad bovina y mitigación climática. Vemos que lograr un futuro mejor es posible con el esfuerzo colaborativo”.

Seguidamente, Eugenia Saini (Secretaria Ejecutiva de FONTAGRO) dijo “Es un honor celebrar este acuerdo para fortalecer la colaboración y cooperación entre las naciones, para mejorar la productividad y eficiencia, afrontar el impacto del cambio climático y las crisis de eventos extremos, hacer más resiliente y sostenible a los sistemas agroalimentarios, y en definitiva mejorar la vida de las personas. Saini destacó que esta alianza trae 10 años de continuo trabajo, en el campo de las ciencias y otras diversas disciplinas, fortaleciendo capacidades en los científicos, productores y otros actores

Saini destacó a Hayden Montgomery y Terry Meikle por su compromiso en la región y por apoyar el trabajo de los países de América Latina y Caribe, y la labor de los ex Secretarios de FONTAGRO, Nicolás Mateo y  Hugo Li Pun por ser actores importantes en la construcción de esta alianza.

Finalmente, remarcó que en esta última década, nos hemos enfrentado a grandes desafíos,  sin embargo también hemos tenido grandes y exponenciales avances en la ciencia y tecnología, que crearon el escenario perfecto para la cooperación y colaboración estratégica entre FONTAGRO y el Gobierno de Nueva Zelanda, que hoy brinda la oportunidad a muchas naciones a acelerar su progreso.

Desde Wellington, Ray Smith (Director General del Ministerio de Industrias Primarias Nueva Zelanda) dijo “Gracias FONTAGRO por esta unión, el trabajo que hacen es una celebración. Hace 10 años que con FONTAGRO compartimos la misma visión, trabajar conjuntamente para mitigar el cambio climático y proveer alimentos adaptables para un mundo mejor”

Smith explicó que en Nueva Zelanda están trabajando para desarrollar un sistema avanzado de agricultura, mejorando la productividad y proveer alimentos seguros.

Nombró algunos puntos críticos en los que se están enfocando considerando las metas a cumplir para 2050, ellas son: la reducción de emisiones de carbono, mejorar la producción ganadera, reducir los desperdicios de agua dulce, mantener la biodiversidad, e integrar los sectores indígenas. “Lo que hacemos, forma parte de una alianza entre el Ministerio de Industrias Primarias del Gobierno y la población indígena. El sector agrícola y las comunidades indígenas están trabajando para reducir la huella de carbono. Para 2022, los agricultores sabrán cuánto emiten. Un esquema de precios va a motivar para reducir las emisiones de carbono”, argumentó.

Para cerrar su exposición, Ray Smith reflexiona “El desarrollo de proyectos va a ayudar a cumplir los objetivos con muchos beneficios para el mundo entero. Tenemos que trabajar colectivamente para atender el cambio climático y producir alimentos adaptables para un mundo mejor”

Cerrando esta ceremonia, Pedro Bustos Valdivia (Presidente de FONTAGRO) expresó “Para FONTAGRO es un honor firmar este memorando, fruto de una década de trabajo conjunto”.

Luego, el presidente de FONTAGRO manifestó “Hace décadas que el calentamiento global preocupa al mundo. Los países han ratificado su compromiso en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Acuerdo de París y Protocolo de Kyoto. En la Cop 25, presentada por el presidente de Chile Sebastián Piñera, se reafirma el acuerdo de reducir 2°C para 2050 y cero emisiones”.

Frente a ese contexto, Bustos Valdivia dijo “Esta tarea requiere de trabajo colaborativo en la búsqueda de modelos de producción que atiendan estos desafíos”

Luego se detuvo en el 2020, dónde el mundo enfrentó al Covid-19 y la crisis del cambio climático, en ese escenario, resaltó la inversión en ciencia y las acciones colectivas como aspectos claves. “Nada podemos hacer solos, tenemos que trabajar en forma coordinada y la ciencia es el pilar fundamental para hacer un mundo mejor para nuestros hijos y nietos”, dijo para finalizar

Conoce nuestros 10 años de proyectos trabajados en conjunto: https://digital.fontagro.org/nz-alc/

 

***

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó 1998 con el propósito de promover el incremento de la competitividad del sector agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región. El objetivo de FONTAGRO es establecerse como un mecanismo de financiamiento sostenible para el desarrollo de tecnología e innovaciones agropecuaria en América Latina y el Caribe y España, e instituir un foro para la discusión de temas prioritarios de innovación tecnológica. Los países miembros son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 22 años se han cofinanciado 167 plataformas regionales de innovación agropecuaria por un monto de US$124 millones, que ha alcanzado a 452 instituciones y 33 países a nivel mundial.