Por Comunicaciones

América Latina y el Caribe se encuentra trabajando en distintos proyectos para adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático. En particular, la más vulnerable es la agricultura familiar, que involucra más de 17 millones de unidades familiares. En particular, la ganadería es una de las actividades de uso de la tierra más importantes en términos de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera, debido a que contribuye con gran parte de las emisiones agrícolas totales. Sin embargo, hoy más que nunca estos efectos alcanzan no sólo a los agricultores, sino a la población en general. Si bien existen algunas iniciativas, todavía queda mucho por hacer.

Por ejemplo, la región está trabajando en estrategias específicas para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, conocidos como GEI. Esos gases son metano y óxido nitroso que emite el ganado y los pastizales. ¿Y por qué es importante contar con mediciones propias? Porque cada país tiene una cuota establecida de contribución como país, para la reducción de sus emisiones. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es el principal órgano internacional para la evaluación del cambio climático y trabaja en el tema. Está conformado por representantes de gobierno de 195 países y miles de científicos que colaboran de forma voluntaria. En ese marco, existe un grupo especial que realiza evaluaciones periódicas sobre la base científica y trabaja para orientar en los métodos para la elaboración de inventarios nacionales de gases de efecto invernadero.

Instituciones de investigación de 15 países de la región, reunidos por FONTAGRO, un mecanismo de cooperación para la agricultura familiar, están trabajando activamente en este tema y están invirtiendo parte de sus recursos para llevar adelante estas iniciativas y otras en materia de prevención y reducción de los efectos del cambio climático. Conozca en este artículo algunas de ellas.

 

ARGENTINA, BOLIVIA, CHILE, COSTA RICA

PAISES QUE YA REDUCEN EMISIONES DE GASES EN GANADERÍA

Un proyecto cofinanciado por FONTAGRO, junto a instituciones de Argentina, Bolivia, Chile y Costa Rica, demostró la factibilidad de técnica de incrementar la productividad de los sistemas ganaderos de Latinoamérica, reduciendo las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). El proyecto generó una estrategia integrada de adaptación para la ganadería de pequeños productores de los países participantes en esta iniciativa, que fue validada considerando su costo-efectividad.

Se demostró con esta estrategia que la mejora de la calidad de forrajes o más aún nuevas variedades colaboran con menores emisiones de de estos gases. Por ejemplo, el rendimiento de variedades forrajeras en la zona mediterránea aumentó entre un 20 y 96%,y la reducción de las dosis de fertilizantes nitrogenados en el sur de Chile. Resultados del proyecto demostraron en Bolivia un 100% de incremento en el peso de los ovinos con una nueva fuente de alimentación local: la tuna forrajera, con un 58% menos de emisiones de GEI. En Costa Rica, el peso del ganado se incrementó 2,4 veces más utilizando sistemas de pastoreo racional y en Argentina el peso obtuvo un 70% de aumento utilizando lotus, donde disminuyeron un 24% las emisiones de estos gases.

Un resultado contundente fue esta proyeccion: con US$1 millón de inversión se lograría un retorno de la misma de US$2.557 millones, en 10 años. Una estrategia que funciona!

Nombre del proyecto: “Estrategia integrada de adaptación-mitigación para sistemas ganaderos de LAC”.

Investigador: Dra. Marta Alfaro (INIA Chile).

 

BOLIVIA, COLOMBIA, ECUADOR, PERU

MIDEN LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO EN LA REGION ANDINA

En la Región Andina, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú están trabajando en un proyecto colaborativo cofinanciado por FONTAGRO, para equipar a estos países y capacitar a profesionales para elaborar los inventarios nacionales de gases y generar propuestas de mitigación entre actores públicos y privados. En este caso, el proyecto cuantifica la emisión de GEI con base en la alimentación del ganado, como los pastos cultivados, pastizales naturales y el uso de suplementos nutricionales para los sistemas de producción lechera.

Concretamente, hasta el momento 20 profesionales ya han sido capacitados en el uso de modelos matemáticos para simular estrategias de mitigación y en técnicas para cuantificar el metano entérico y óxido nitroso, considerando no solo los aspectos biológicos sino también los económicos, para contribuir al desarrollo de políticas públicas. Conozca más sobre el proyecto aquí.

Nombre del proyecto: “Emisiones Gases Invernadero Región Andina”

Investigador: Dr. Carlos Gomez Bravo Universidad de La Molina – Perú

 

 

HONDURAS, NICARAGUA, COSTA RICA Y PANAMÁ

MEDICIÓN DE GASES EFECTO INVERNADERO EN FINCAS GANADERAS

Con el objetivo de contribuir al desarrollo de sistemas de producción ganaderos competitivos con bajas emisiones se desarrolló el proyecto Desarrollo de sistemas de producción ganaderos competitivos con bajas emisiones de gases de efecto invernadero en América Central. El proyecto analizó las emisiones de GEI, mediante métodos indirectos basados en los protocolos del IPCC, desarrolló un monitoreo socioeconómico para analizar la rentabilidad de las fincas ganaderas y estimó los factores de emisión de N2O y CH4 según el manejo de las fincas en la región.

En este proyecto se determinó que la principal fuente de emisión en las fincas ganaderas es la fermentación entérica. Por lo tanto, las estrategias para reducir las emisiones deben estar encaminadas en mejorar la dieta de los animales, por cuanto está relacionada con la productividad y salud de estos. Los alimentos con baja digestibilidad afectan la absorción de nutrientes, generando una baja productividad animal.

Los resultados evidencian una relación positiva entre el grado de intensificación de las fincas (alta, media, baja), la carga animal y las emisiones generadas en la finca. Apreciando que cuando se incrementa la intensificación de las fincas, mediante el uso de estrategias de alimentación, usos de pastos de corta y leguminosas, contribuyen a reducir las emisiones generadas.

Proyecto: Desarrollo de sistemas de producción ganaderos competitivos con bajas emisiones de gases de efecto invernadero en América Central

Líder: CATIE

REGIONAL

NUEVA PLATAFORMA PROMUEVE LA PRODUCCIÓN GANADERA SOSTENIBLE EN AMÉRICA LATINA

La Plataforma para la Intensificación Sostenible de la ganadería nace como una estrategia regional de investigación para adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático en América Latina y el Caribe. Esta iniciativa es una plataforma virtual para la gestión e intercambio del conocimiento, mediante el establecimiento de alianzas con audiencias clave.

Está integrada por investigadores de instituciones públicas y privadas, decisores de política y organismos de desarrollo involucrados en la actividad ganadera. Asimismo, pretende coordinar una agenda regional sobre ganadería resiliente y baja en emisiones; fortalecer las capacidades del sector público y privado en el tema de ganadería sostenible; generar insumos para el diseño de políticas públicas sobre ganadería sostenible y movilizar recursos para la investigación y la innovación.

La plataforma es coordinada por el CATIE y apoyada por el Ministerio de Industrias Primarias del Gobierno de Nueva Zelanda, la Alianza Global para la Investigación de Gases de Efecto Invernadero en la Agricultura (GAR) y FONTAGRO.

 

COSTA RICA

CASAS DE MALLAS CONTRA EL CAMBIO CLIMATICO

Las casas de mallas son una novedosa opción para la producción de hortalizas bajo ambientes protegidos, la cual consiste de una estructura mecánica contra el ataque de insectos. Se implementa un sistema conocido como invierno-verano. Este sistema consiste en aplicar una estrategia de producción que provee túneles bajos y altos con cobertura plástica en la época lluviosa, dependiendo del porte del cultivo. En la época seca, se utiliza una pantalla de sombreo para reducir la radiación, que puede superar en tres veces la necesaria por el cultivo.

Por medio de este sistema, se reduce el uso de agroquímicos, logrando productos más inocuos y de mayor calidad. También, se utiliza el ferti-riego y se disminuye el uso de fertilizantes nitrogenados, utilizando controladores biológicos como alternativa para el control de plagas y enfermedades. El sistema tiene bajos costos de producción y altos rendimientos y es una nueva alternativa que el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA) de Costa Rica, pone a disposición de los y las productores (as) y se ha logrado reducir el uso de agroquímicos y de abonos nitrogenados en más de un 50 %.

 Casa Malla de la organización EBENEZER, Guanacaste, Costa Rica

Nombre del proyecto: Innovaciones para la horticultura en ambientes protegidos en zonas cálidas: opción de intensificación sostenible de la agricultura familiar en el contexto de cambio climático en ALC.

Investigador: Roberto Ramírez, INTA, Costa Rica.

 

CHILE, URUGUAY Y CIP DE PERÚ

PAPAS Y TRIGOS ADAPTADOS AL CAMBIO CLIMÁTICO

Este proyecto generó una plataforma de cooperación entre países (Chile, Uruguay y el Centro Internacional de la Papa, CIP, de Perú) para identificar materiales, tanto de trigo como de papa, que pudieran adaptarse al cambio climático.

Este trabajo cofinanciado por FONTAGRO obtuvo el Premio a la Excelencia Científica por sus importantes avances como más de 200 accesiones, líneas segregantes y variedades de papa evaluadas. Se identificaron 50 genotipos tolerantes, y asimismo, hay 380 genotipos de trigo evaluados en base a su respuesta a condiciones de sequía y altas temperaturas. Además, se validaron modelos, se estandarizaron protocolos fisiológicos eficientes para la región y se implementaron técnicas de selección genómica para mejoramiento genético.

Este proyecto es destacado particularmente por la formación de capital humano, ya que durante el mismo se realizaron más de 20 tesis y actualmente se están titulando doctores y magísteres en el área de agronomía y en el área biología molecular, como resultado del proyecto.

Nombre del proyecto: “Aumento de la competitividad de los sistemas productivos de papa y trigo en Sudamérica ante el cambio climático”.

Investigador: Dra. MarÍa Teresa Pino (INIA Chile).

 

COLOMBIA y HONDURAS

PRODUCTORES DEMUESTRAN CAPACIDAD PARA ADAPTARSE AL CAMBIO CLIMATICO Y OPTIMIZAN SUS PRACTICAS

En Colombia y Honduras, la capacidad de adaptación de los agricultores familiares al cambio climático y a la variabilidad climática fue fortalecida a través del desarrollo de plataformas de innovación a nivel local, que proporciona soluciones como la Agricultura Climáticamente Inteligente (CSA). El proyecto se llevo a cabo en comunidades en Honduras y en Colombia, y fue cofinanciado por FONTAGRO junto a CIAT y DICTA en Honduras, dependencia de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, (SAG).

Durante el proyecto las familias agricultoras participantes desarrollaron el cultivo de granos básicos como frijol, sorgo y maíz, utilizando variedades locales, y se capacitaron los productores y técnicos en el manejo de parcelas y la toma de datos. Otra actividad del proyecto consistió en el cultivo de aguacate hass con el propósito de mejorar la seguridad alimentaria y nutricional de los productores y sus ingresos económicos. Por otra parte, se realizó un muestreo y análisis de suelos y la reforestación, junto a maestros y alumnos con cedros en fincas cafetaleras. En el marco del proyecto se proveyó una deshidratadora solar (foto) para apoyar la producción de alimentos inocuos para la elaboración de pan a base de frutas deshidratadas. Por último, se documentaron las prácticas locales para la elaboración de insumos agroecológicos para recuperar y conservar suelos utilizando insumos orgánicos.

El proyecto confirma que las plataformas de coinnovación son alternativas válidas para la adaptación de los pequeños agricultores al cambio climático junto a las prácticas locales.

Nombre del proyecto: “Plataforma de innovación para la adopción de una agricultura climáticamente inteligente”.

Investigador: Dra. Nadine Andrieu (CIAT).

 

ARGENTINA, BOLIVIA, PARAGUAY

RED DE INNOVACION PARA EL DESARROLLO RURAL DEL GRAN CHACO AMERICANO

Un proyecto consensuado de cooperación internacional de FONTAGRO con los programas: Gran Chaco PROADAPT y REDLAC, están construyendo una red de innovación para fortalecer el desarrollo rural en Gran Chaco Americano ante el contexto del cambio climático. Este proyecto en el que participan Argentina, Bolivia y Paraguay, tiene por objetivo mejorar la calidad de vida de las familias, por medio de la apicultura y el desarrollo de una ganadería, con una duración de tres años.

Esta cooperación técnica se realiza integrando el trabajo de instituciones y organizaciones de los tres países por medio de una red de técnicos territoriales que apoyarán a los pequeños productores apícolas y ganaderos, para reducir su vulnerabilidad ante el cambio climático. El proyecto fortalecerá las capacidades institucionales para abordar las problemáticas productivas, organizativas y sociales.

El equipo de trabajo estará conformado por el INTA, IPTA, INIAF, el Proyecto Gran Chaco PROADAPT, cooperativas y organizaciones de productores, promoviendo “un modo colectivo de innovar”, que beneficiará a más de diez mil actores del Gran Chaco.

Nombre del proyecto: “Red de Innovación para el Desarrollo rural del Gran Chaco Americano en el contexto del Cambio Climático”.

Investigador: Dr. Enrique Bedascarrasbure, INTA (Argentina)

ARGENTINA

OBRAS PARA LA ADAPTACION AL CAMBIO CLIMATICO DE LA AGRICULTURA FAMILIAR

En Argentina, un proyecto financiado por el Fondo de Adaptación de la Organización de las Naciones Unidas es implementado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) desde el 2013, junto a otras instituciones en 4 provincias del norte argentino, consiguió aumentar la capacidad de adaptación al cambio climático de las organizaciones de la Agricultura Familiar y de Pueblos Originarios. El proyecto incluye 460 obras para el acceso al agua para uso integral (cisternas, perforaciones y represas) y la formación en oficios que alcanzan a 1295 familias y a 799 alumnos/as de 11 escuelas y 1 hogar infantil.

Por otra parte, la integración y ampliación de las redes agro-hidro-meteorológicas por medio del desarrollo tecnológico, montaje e instalación de 15 nuevas estaciones automáticas y el desarrollo un Sistema de Alerta Temprana son resultados clave de este proyecto. Otros incluyen: la estabilidad e incremento de la producción agropecuaria mediante la incorporación de medidas de adaptación al cambio climático como invernáculos, macrotúneles, sistemas de riego por goteo y producción de forrajes y reservas llegando a 112 familias y a 470 alumnos/as de 3 escuelas; y el desarrollo y puesta en marcha de una innovación en el mercado de seguros agropecuarios para horticultura bajo cubierta (pimientos y tomate). En la 1era campaña participaron 581 familias con 274 hectáreas cubiertas en la provincia de Corrientes.

Finalmente, se capacitaron 446 técnicos/as gubernamentales y 3.152 productores/as en el enfoque de cambio climático y tecnologías de adaptación. Estos son algunos de los logros del proyecto liderado por el INTA y la UCAR para la implementación de proyectos internacionales de cambio climático con impacto territorial.

Nombre del proyecto: “Adaptación y Resiliencia de la Agricultura Familiar del noreste de Argentina ante el Impacto del Cambio Climático y su Variabilidad”.

Líder: Ing. Ftal. Diego Ramilo, Coordinador (INTA)