Fundación ArgenINTA/INTA

Temas

Escalamiento de la tecnología MIP para control del vector de HLB en cítricos

Paises

Argentina Bolivia Paraguay Uruguay

Inversión solicitada US$: 300000
Monto de contraparte US$: 738550
Monto total US$: 1038550
Plazo de ejecución: 42 MESES
Impacto

Disminución importante del avance de la enfermedad de HLB y de su insecto vector en la región. Se espera aportar a la protección de la actividad citrícola de la plataforma, que cuenta con casi 226 mil ha con cítricos y más de 6.000 agricultores familiares, de pérdidas millonarias que han padecido y padecen otros países en América y otros continentes, por el ingreso de HLB. A su vez, mediante la aplicación de la práctica del monitoreo, utilización de productos seguros que preservan el equilibrio natural y el uso de bioinsumos, se espera disminuyan los riesgos a la salud humana, aumenten los rendimientos, mejoren los resultados económicos de los producto res familiares y se obtengan mejoras en la calidad. Es dable de esperar mejoras en los estándares de exportación.

Solución tecnológica

Adaptar localmente la tecnología de manejo integrado de plagas (MIP) en la agricultura familiar citrícola (AF) con foco en el control del vector del HLB y en la utilización de sus enemigos naturales.Según la FAO el MIP es un “sistema de manejo de plagas que, en el contexto del ambiente asociado y la dinámica poblacional de la especie plaga, utiliza todas las técnicas y métodos adecuados de una manera tan compatible como sea posible y mantiene las poblaciones plaga a niveles inferiores a las de aquellas que causan daños o pérdidas económicamente inaceptables”.

Resumen Ejecutivo

Ante el avance del Huanglongbing (HLB), la enfermedad más destructiva de los citrus en el mundo, causada por una bacteria (Candidatus Liberibacter spp), emerge la necesidad de conformar una plataforma integrada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Argentina, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) de Uruguay, la Universidad Nacional de Itapúa (UNI) de Paraguay y el Gobierno Autónomo de Bermejo (Bolivia), para coordinar acciones conjuntas que se complementen con los planes de prevención y control dispuestos por los organismos de fiscalización vegetal en cada país. La dinámica de dispersión de la enfermedad responde al traslado de material vegetal enfermo proveniente de zonas infectadas y la presencia del insecto vector (Diaphorina citri) como agente de diseminación. La prevención se basa en uso de material sano, el monitoreo constante del cultivo y del insecto vector, su control y la eliminación de la planta infectada. Analizando la situación de la enfermedad en los países de la región, el primer reporte fue en San Pablo, Brasil, en el año 2004. En 2012 se detecta en Argentina, en la provincia de Misiones, en 2017 aparecen los primeros casos de HLB en Corrientes y en marzo de 2018 en Entre Ríos. En Paraguay desde el año 2013 se encuentra presente la enfermedad, así como el vector, y en Uruguay todavía no hay registro de la enfermedad, pero sí está presente el vector. Desde las instituciones de investigación y desarrollo de la plataforma se promueve la implementación del manejo integrado de plagas y enfermedades (MIP), en el cual el monitoreo pasa a ser la herramienta base para la toma de decisiones; sin embargo, sigue prevaleciendo el control de plagas y enfermedades por calendario, mediante aplicaciones rutinarias de agroquímicos no selectivos, que generan riesgos y daños al ambiente, a la entomofauna benéfica, a operarios, familias productoras y a la población en general. El objetivo principal es adaptar, difundir y concientizar la tecnología MIP en el control del vector del HLB de los cítricos en la agricultura familiar (AF) en Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Los objetivos específicos son: Adaptar localmente la tecnología de MIP en la AF con foco en el vector del HLB y sus enemigos naturales. Fortalecer capacidades en la AF y en el sector citrícola en la implementación de la tecnología MIP con foco en el control del vector del HLB, comunicar y concientizar socialmente sobre esta problemática. Monitorear los impactos de la tecnología MIP a escalar en la AF sobre la sustentabilidad y la calidad de la fruta. Implementar dispositivos de escalamiento de la tecnología MIP con foco en el vector del HLB y sus enemigos naturales en la AF y fortalecer la red del proyecto. El proyecto se organiza en los siguientes componentes: 1. Control del vector del HLB en un contexto de adaptación local de manejo integrado, mediante instalación de lotes demostradores (LD) en establecimientos de productores familiares de los países de la plataforma; 2. Capacitación, concientización y comunicación; 3. Monitoreos de sustentabilidad, calidad y análisis económico; y 4. Gestión colectiva de la innovación. Así se espera aportar a la protección de la actividad citrícola de la plataforma, que cuenta con casi 226 mil ha con cítricos y más de 6.000 agricultores familiares, de pérdidas millonarias que han padecido y padecen otros países en América y otros continentes, por el ingreso de HLB. Mediante la introducción de la práctica del monitoreo, utilización de productos seguros que preservan el equilibrio natural se previenen problemas de resistencia a mediano/largo plazo, disminución de riesgos a la salud humana, aumento de rendimientos, mejoras en la calidad y en los resultados económicos de los productores familiares. Es dable de esperar cambios favorables en los estándares de exportación y el incremento de divisas en la región.

Objetivos de desarrollo sostenible
Alineamiento al PMP de Fontagro

El proyecto que se propone incluye en su concepción a las líneas estratégicas planteadas por FONTAGRO en forma total o parcial. El control de HLB con MIP representa una innovación para la mayoría de los productores de la región, así como un esfuerzo de coordinación que requiere un alto nivel de organización. Al plantearse un trabajo sobre tecnologías de procesos, más que de insumos, parece -prima facie- asequible y viable para los productores familiares y resulta en un avance importante en la gestión de los recursos naturales, comparado con la alternativa de control tradicional. Adicionalmente, tratándose de una enfermedad devastadora de los cítricos, el control del HLB es determinante para mantener la competitividad del territorio y en consecuencia de toda la cadena de valor. La metodología proyectada responde -a través de sus componentes- a los objetivos estratégicos de FONTAGRO. La realización de lotes demostrativos, formación de monitoreadores, y la capacitación interna y externa a la plataforma están alineados con los objetivos de fortalecer las capacidades de investigación y de los sistemas instalados en los países miembros. Los productores involucrados en el proyecto son casi excluyentemente pertenecientes al sector de agricultura familiar, que son los de interés de FONTAGRO y se incluye explícitamente la socialización, comunicación, capacitación y gestión colectiva de la innovación, para la multiplicación del conocimiento y del impacto del proyecto.

Potencial de beneficiarios

Los beneficiarios directos del Proyecto son 3000 agricultores familiares que producen cítricos y organizaciones (cooperativas, consorcios y asociaciones), 250 profesionales y 200 monitoreadores de la red, 200 alumnos de escuelas agrotécnicas, pobladores de 20 municipios en Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Los beneficiarios indirectos son otros 3000 productores familiares, el sector citrícola en su conjunto y los consumidores de los cuatro países.

Media

Control sustentable del vector de HLB en la AF en Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia


US$ 300000

Inversión solicitada

Desarrollo

Estado de la inversión

Todavía no registra asociados.

Esta iniciativa está abierta a aportes de nuevos asociados
¿Te interesa asociarte a esta iniciativa? Registrate y participá.