Home REGIONAL FUND FOR AGRICULTURAL TECHNOLOGY

110 - Innovaciones tecnológicas para el manejo y mejoramiento de la calidad y salud de suelos bananeros de América Latina y el Caribe

La importancia de la industria bananera en el desarrollo económico y social de los países de América Latina y el Caribe (ALC), en donde se cultivan aproximadamente 1.3 millones de hectáreas, es indiscutible. La generación de empleos es considerable, por ejemplo: en Costa Rica en el año 2002, la actividad bananera generó alrededor de 40,000 empleos directos y 100,000 indirectos; en Colombia se presentan datos de 23,000 y 70,000 empleos directos e indirectos, respectivamente; Brasil con sus 513,179 hectáreas sembradas generó en el año 2000 más de dos millos de empleos directos e indirectos y más de medio millón de familias obtienen sus sustento del banano. En cuanto al número de productores beneficiados, se puede mencionar el caso de Ecuador con 4941 productores de los cuales el 80% tiene menos de 30 hectáreas en producción. Se conoce también que en las islas del Caribe Inglés existen unos 16,000 productores independientes. El impacto de la generación de divisas es tan o más grande que la generación de empleos: solamente el sector exportador, tomando en consideración las exportaciones y precios promedios de venta a nivel de finca en los últimos tres años, reporta un valor de producción de aproximadamente US$2486 millones de dólares por año. El valor de la producción que se consume a nivel local es también de la misma magnitud, US$2178 millones en 2003. Aún cuando ALC produce cerca del 85% de las exportaciones mundiales de banano, esta fruta es en su mayoría consumida localmente, 61.4%. 

A pesar de la aplicación de técnicas e insumos de alto costo, incluyendo el uso intensivo de agroquímicos en las plantaciones comerciales de banano en Latinoamérica y el Caribe (ALC) se ha registrado en los últimos diez años una reducción considerable en la productividad, debido al cambio y deterioro acelerado de los factores físicos, químicos y principalmente biológicos del suelo. Muchas de estas fincas han sido abandonadas o han tenido que salir del negocio de producción de bananos por su baja competitividad. Debido a esta problemática, se inició a principios del 2003 una gestión para el mejoramiento del sistema radical del banano. El INIBAP, en asocio con CORBANA, realizó un Simposio Internacional “Sistema radical del banano: hacia un mejor conocimiento para su manejo productivo”, en San José, Costa Rica, en noviembre de ese mismo año. Vale la pena mencionar que el Proyecto aquí presentado, sería como una punta de lanza de esta iniciativa regional gestada con participación del sector público y privado de varios países productores de ALC y liderada por el INIBAP, como un seguimiento al Simposio antes mencionado. En esta iniciativa existen ya compromisos de prestación de fincas en Belice, República Dominicana, Honduras, Costa Rica y Ecuador, las cuales serían cedidas para investigar a largo plazo el problema de la recuperación de la productividad. 

La importancia de la industria bananera en la región, hace necesario revisar y modificar el sistema actual de producción de banano con innovaciones tecnológicas que tiendan a reducir la cantidad de agroquímicos utilizados en la producción, que garanticen el incremento y mantenimiento de la salud y calidad de vida de los suelos bananeros, así como reducir los riesgos de contaminación ambiental. Históricamente, las fincas bananeras se establecieron en áreas que sostenían bosques tropicales. En estos ecosistemas naturales las relaciones equilibradas entre sus componentes producen un sistema eficiente, estable y con una alta capacidad de resistencia al cambio. El monocultivo y uso intensivo de insumos provocó cambios sustanciales en este ambiente como la disminución de la biodiversidad, la pérdida del recurso suelo por erosión, y desequilibrios entre los componentes químicos, físicos y biológicos de los suelos. 

El proyecto propone realizar actividades orientadas a solucionar el problema de fincas degradadas y de baja producción y productividad que cada día aumentan en número en ALC, basado en el mejoramiento de las características físicas, químicas y principales biológicas del suelo. El proyecto iniciará desarrollando una Guía para diagnóstico de calidad y salud de suelos bananeros. Esta guía será una herramienta novedosa que permitirá caracterizar los diferentes grados de degradación de los suelos y permitirá ofrecer recomendaciones técnicas para la recuperación y mantenimiento de la productividad. La Guía se validará en cuatro países socios de FONTAGRO en la región: República Dominicana, Venezuela, Panamá, Costa Rica y tres países cooperantes: México, Belice y Ecuador. Las actividades de recuperación de fincas son el corazón y motor del proyecto y de la visión de que se quiere establecer en ALC de una nueva cultura de producción de banano, basada en el uso de mayores y mejores alternativas tecnológicas que recuperen y sostengan una mejor calidad de vida en el suelo que redunde en mayor productividad. Esta es la parte innovativa del proyecto, ya que el enfoque propuesto es de carácter holístico e integral, en el que no solo se emplearán varias tecnologías combinadas para la búsqueda de la solución de problema, sino que se estudiarán las muchas interacciones entre las tecnologías y se identificarán los efectos negativos y positivos de unas en las otras.

El proyecto pretende que las actividades de investigación y desarrollo sean ejecutadas con una amplia partic ipación de estudiantes de Maestría y Doctorado en cada uno de los países, ya que lo novedoso del tema y la necesidad de crear una nueva cultura de producir bananos lo amerita. Se cuenta con un buen número de alternativas tecnológicas para iniciar el cambio en la calidad del suelo, seleccionadas de sistemas de producción limpia y producción orgánica, las cuales se introducirán dentro del arsenal de tecnologías ya en uso intensivo por grandes y pequeños productores. La intención es manejar lo existente pero en forma racional con un enfoque más amigable al ambiente, conociendo las limitaciones de todas las herramientas disponibles, para la búsqueda de una solución sostenible desde el punto de vista económico, ambiental y social. A lo anterior podemos también agregar el impacto que las nuevas tecnologías para banano podrían tener en la producción de plátano, cultivo del cual se siembran en ALC 1.02 millones de hectáreas y del cual no se hace referencia especial en este documento, pero que si es conveniente considerarlo cuando se hable del valor de la producción afectada por este proyecto. 

Entre los productos esperados del proyecto se mencionan los siguientes: Guía de diagnóstico de calidad y salud de suelos, en español, inglés y francés; Diagnóstico en un mínimo de 4 países y fincas en recuperación de su productividad y calidad de suelos en 6 países de ALC; Compendio de los resultados de las investigaciones del proyecto y selección de alternativas tecnológicas mejoradas; Indicadores nuevos o mejorados para guía de diagnóstico. Indicadores para el monitoreo de cambios o avances en la calidad y salud de suelo y para uso en certificación de calidad de vida en suelos bananeros. Conocimientos sobre las interacciones de microorganismos con propiedades físicas y químicas del suelo. Tesis universitarias y publicaciones científicas. Consecuentemente, el objetivo de este proyecto será mejorar la productividad de plantaciones bananeras de ALC mediante innovaciones tecnológicas sostenibles que permitan incrementar la calidad y salud del suelo. 

A pesar de la aplicación de técnicas e insumos de alto costo, incluyendo el uso intensivo de agroquímicos en las plantaciones comerciales de banano en Latinoamérica y el Caribe (ALC) se ha registrado en los últimos diez años una reducción considerable en la productividad, debido al cambio y deterioro acelerado de los factores físicos, químicos y principalmente biológicos del suelo. Es indiscutible la importancia de la industria bananera en el desarrollo económico y social de los países de América Latina y el Caribe. A pesar de que ALC produce cerca del 85% de las exportaciones mundiales de banano, esta fruta es en su mayoría consumida localmente, 61.4%. Los resultados podrían también impactar la producción de plátano, cultivo del cual se siembran en ALC 1.02 millones de hectáreas y del cual no se hace referencia especial en este proyecto, pero que si es conveniente considerarlo cuando se hable del valor de la producción afectada por este Proyecto.

Organizacion Pais Investigador Responsabilidad
Bioversity International CR Luis E. Pocasangre Organismo Ejecutor
Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza CR Luis E. Pocasangre Organismo Co-ejecutor
Corporación Bananera Nacional CR Jorge Sandoval Organismo Co-ejecutor
Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales DO Ramón Jiménez Organismo Co-ejecutor
Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá PA Benjamín Name Organismo Co-ejecutor
Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas VE Gustavo Martínez Organismo Co-ejecutor

Plazo ejecución

Fri, 07/01/2005
Wed, 07/01/2009
Thu, 12/31/2009
designed by anden solutions.